Crítica de las dominaciones

La máquina del chantaje

La máquina del chantaje


Raúl Prada Alcoreza


Sabemos las connotaciones semánticas y teóricas del concepto de máquina, suponemos la lógica inherente a la configuración conceptual de la composición y el funcionamiento maquínico; empero, no hablamos antes de una máquina del chantaje, aunque sí hablamos de la economía política del chantaje[1]. En principio estuvimos tentados de referirnos al sistema del chantaje; sin embargo, nos pareció excesivo, pues no parece funcionar como sistema, sino como una máquina del sistema. Por eso, preferimos hablar de máquina del chantaje. La relación entre máquina del chantaje y economía política del chantaje es que la máquina forma parte de la economía y, al mismo tiempo, la excede. Forma parte de la economía política del chantaje en la medida que responde a su funcionamiento, a la bifurcación entre lo concreto y lo abstracto; valorizando lo abstracto, desvalorizando lo concreto. En este caso, no tanto separando el valor de uso del valor de cambio, valorizando el valor de cambio, desvalorizando el valor de uso, sino diferenciando la espontaneidad de la relación social respecto a la coerción, es decir, a la relación inducida por coerción. Entonces se valoriza en chantaje y se desvaloriza la soltura de la relación social.

Cuando hablamos de la máquina del chantaje nos referimos a la situación donde la máquina estatal se habría convertido en una máquina de chantaje. Se trata de una máquina de poder que funciona destacando la coerción en las relaciones sociales, a través de relaciones clientelares o procedimientos violentos, de baja, mediana y alta intensidad. Aparecen las figuras del chantaje; el chantaje emocional, el chantaje ideológico, el chantaje partidario, el chantaje nacional, el chauvinismo, el chantaje étnico, el chantaje político. Estos chantajes funcionan como inductores de comportamientos sociales, por lo menos, de parte de la población. El chantaje demanda, manipula, coerciona, exige lealtad. El chantaje convoca al pueblo, a la nación, a la etnia, a las víctimas, a los militantes, a las clientelas.

Sin embargo, los chantajes no funcionan solos, sino en vinculación con otros procedimientos; por ejemplo, los relativos a la simulación, que tienen que ver con los montajes, los espectáculos, la publicidad y la propaganda. También funcionan vinculados a la especulación, de todo tipo, económica, política, demagógica. Podríamos decir, que acompañan a la invención política de la realidad[2]. La máquina del chantaje requiere de la invención política e ideológica de la realidad. La máquina del chantaje requiere del imaginario estatal; acude a los imaginarios conservadores, sobre todo, a los recalcitrantes, ateridos en la carne. En este sentido, un substrato de la manipulación de la máquina del chantaje es todo lo relativo a las herencias patriarcales.

Pero, ¿para qué sirve la máquina del chantaje? Sabemos que se chantajea para lograr algo que no se conseguiría de manera espontánea, que el chantaje se presenta como demanda de la "víctima", del vocero que se presenta como "víctima", o como relación concomitante y cómplice en vínculo de "reciprocidad". Que el chantaje emocional acude al sentimiento social, al chauvinismo; que el chantaje ideológico acude a la masa ideacional compartida; que el chantaje clientelar acude a la complicidad. La máquina del chantaje, que engrana todas las formas de chantaje, que conecta todos los procedimientos de chantaje, que funciona como aparatos conectados en diagramas de tecnologías de poder, como que persigue imponer un referente de "realidad", la inventada políticamente. ¿Para qué? Para obtener la parte del excedente, apropiado especulativamente.

Si acudimos a una descripción sucinta de situaciones donde la máquina del chantaje habría funcionado efectivamente, veríamos que la corrosión institucional, la corrupción, los "elefantes blancos", la evaporación de las inversiones, están ocasionadas por la máquina del chantaje. Así mismo, hechos no solamente "delictivos", sino de sangre, son como causados por el funcionamiento de la máquina del chantaje. De la misma manera, hechos insólitos como el desfalco financiero lo están. Extendiendo el panorama, lo está lo que hemos llamado economía política de la cocaína[3]; en un contexto mayor, nacional, regional y mundial, lo está el sistema-mundo extractivista[4].

Es sugerente detenerse en algunos casos insólitos, pues son síntomas alarmantes de la injerencia de la máquina del chantaje; uno de esos casos es el desfalco al Banco Unión. Desfalco que no se puede considerar "hecho aislado", fuera de los contextos donde funciona la máquina del chantaje. No solo porque estamos hablando de un banco que administra las cuentas estatales, que prácticamente es banco del Estado, sino por inserciones de esta institución financiera en la administración de las políticas públicas y en las políticas económicas. Por el papel y el lugar que ocupan en la jerarquía burocrática del Estado los funcionarios principales del Banco Unión, además de las autoridades designantes, fuera de las concomitancias de los órganos de poder del Estado.

A propósito del desfalco, se han emitido distintos rumores y variadas hipótesis, desde las más descalabradas hasta las más inocentes. Entre las descalabradas se encuentra la interpretación que supone que se hace el desfalco para financiar la campaña electoral del MAS. Entre las inocentes se encuentra la que supone que se trata de un "caso aislado" o, en todo caso, vinculado a "delitos tipificados" bancarios, conjuntamente con otros desfalcos del mismo tipo. No es momento de hacer una lista de todas estas increíbles hipótesis y estrambóticos rumores, sino quizás de citar una hipótesis más o menos coherente. En tanto tal, hipótesis,tiene que, obviamente ser contrastada, corroborada y verificada a través de investigaciones. Para tal efecto se requiere recurrir a las fuentes primarias; sin embargo, tal cosa parece no ser accesible, pues asistimos a la niebla densa de encubrimientos, ocultamientos, desinformaciones, precisamente por parte de los dispositivos estatales encargados de esclarecer el caso. Ante esta imposibilidad, la del acceso a las fuentes primarias, la hipótesis queda como orientación en la espesa niebla. De todas maneras sirve para establecer coordenadas en un mapa cartesiano.

Esta hipótesis es recogida por un tal Edward Josué, quien ha podido sintetizar conjeturas más o menos coherentes. La hipótesis sale al encuentro de la pregunta: ¿Cómo se han podido eludir, por lo menos, tres controles institucionales y financieros durante un periodo duradero apreciable? La respuesta hipotética es que se trata de dinero fuera de todo control, que ingresaba a sucursales del banco. Por eso, se ha podido eludir, con cierta facilidad, los controles institucionales. El caso concreto del principal implicado, José Pari Mamani, se habría dado en circunstancias "anómalas", por así decirlo, no normadas ni reglamentadas. El implicado habría procedido a la acción de desfalco, informado de que se trataba de dinero fuera de control, que ingresaba al margen de las reglas y estructura institucional. Ciertamente, mientras no se corrobore la hipótesis mentada no se la puede tomar como tesis contrastada, capaz de explicar lo ocurrido. Sin embargo, como dijimos, por lo menos orienta, a diferencia de las hipótesis provisionales estrambóticas y las inocentes, que se ocultan en observaciones, pretenciosamente técnicas.

¿A dónde vamos con esta lanzada hipótesis, que es más referencial de coordenadas de análisis, que representación de lo acontecido? Independientemente de lo que haya acontecido dentro de esta espesa neblina de encubrimientos y desinformaciones, lo que no se puede eludir es que asistimos a funcionamientos entorpecidos de la máquina estatal y de sus estructuras institucionales; es decir, asistimos, mas bien, al funcionamiento de la máquina del chantaje.

El desfalco, que no es un "hecho aislado", termina conectado, en los contextos, con otros hechos, en otros planos institucionales. Por ejemplo, como efecto transversal del lado oscuro del poder, de las formas paralelas del poder, paralelas a las formas institucionales establecidas[5]. La extensión de las relaciones clientelares, del avance de la corrosión institucional, de la preponderancia de las formas de la corrupción, derivan en la conformación de otra máquina de poder, no institucionalizada; oculta u opaca, dependiendo. El incremento cuantitativo del cultivo de la hoja de coca excedentaria, que redunda en el crecimiento de la industrialización ilícita de la coca, convirtiendo a la economía política de la cocaína en un factor preponderante de la economía política del chantaje[6].

No hay "hechos aislados", aunque hay singularidades, que tampoco son aisladas, sino que están asociadas y son, a su vez, asociaciones; por otra parte, todas las asociaciones de singularidades se encuentran en constante devenir. Ahora, siguiendo el análisis, nos encontramos ante lo que hemos llamado síntoma del funcionamiento de la máquina del chantaje, en un caso concreto, en un contexto concreto y en una coyuntura singular, la de la crisis de la forma de gubernamentalidad clientelar[7]. Este caso es el del desfalco del Banco Unión. El desfalco mencionado tampoco es un "hecho aislado" respecto a la crisis de la forma de gubernamentalidad clientelar, a la crisis de la forma singular, de acuerdo a su historia específica, de la forma de democracia formal boliviana. La vulneración sistemática de la Constitución, el ejercicio torpe de la democracia manipulada, la desvirtuación del ejercicio y práctica de la institucionalidad estatal, acompañado de la extensión de las formas de relaciones y redes clientelares, de los efectos en términos de la corrosión institucional, de la expansión intensiva de la corrupción, es también otro de los contextosdon de se inserta este hecho de desmoronamiento ético y moral, además de diseminación institucional[8]. Todo esto tiene que ver con los signos, enmarañados en el síntoma mencionado, de la transversalidad del lado oscuro del poder. En otras palabras, las configuraciones mencionadas, es decir, los contextos referenciales, donde se encuentra el síntoma alarmante del desfalco, son como las configuraciones espacio-temporales-territoriales-sociales, de los efectos inscritos territorialmente de la máquina del chantaje.

La insistencia en la decantada "reelección" del presidente, en contra de la Constitución, aprobada por la mayoría del pueblo boliviano, en contra del referéndum, que ha negado la reforma constitucional para habilitar al presidente a un nueva "reelección", desconociendo doblemente la voluntad del pueblo, es muestra de otra manifestación de la decadencia política, además de los efectos desastrosos de la máquina del chantaje en los contextos sociales-económicos-políticos de la formación social boliviana, en los espesores de la coyuntura presente. La imposición de magistrados, a pesar de la derrota en las elecciones de magistrados, donde ganó el voto nulo, que anula taxativamente esta elección; ahora, la imposición, a dedo congresal de candidatos a la magistratura, que no cumplen con los requisitos institucionales, normativos y constitucionales, es como la muestra patética de la insistencia de lo grotesco barroco del fracaso de la forma de gubernamentalidad clientelar. Además, expresadas en sus formas más violentas, en lo que respecta a la abolición de la democracia. Sin ruborizarse un vocal del Tribunal Electoral, ha dicho que los votos nulos y blancos no cuentan en la elección de magistrados. Como puede verse, asistimos a los despliegues manifiestos, en distintos planos de intensidad, en distintos contextos articulados, del funcionamiento chirriante de la máquina del chantaje. En este sentido, estos recorridos de los desplazamientos de la máquina del chantaje, nos ayudan a reconocer los perfiles brumosos de esta máquina del ejercicio de la economía política del chantaje.


Una cronología del desfalco

Lo insólito aparece en distintas figuras anecdóticas; desde las declaraciones del presidente de que se trata de "inventos" de la "derecha"; yendo más lejos, acusando a la "conspiración imperialista", en respuesta a las denuncias hechas. El presidente Evo Morales amenazó con expulsar al encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos, Peter Brennan, después de acusarlo de planificar "conspiración", además de perpetrar "ataques" emitidos discursivamente respecto a la corrupción y al narcotráfico; fuera de "mentiras" vertidas en contra de ministros y del Gobierno. "Desde la Embajada de Estados Unidos han planificado atacar al Gobierno, a nuestra revolución democrática cultural con la corrupción y el narcotráfico". "Quiero que sepa el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, si sigue conspirando, si sigue financiando a la derecha, si sigue planificando para una conspiración, no me temblaría la mano para expulsarlo, porque somos dignos, somos un país con soberanía"[9]. El presidente lanzó la amenaza en un discurso dado en Llallagua, donde también reprendió con aspereza a la "oposición", al acusarla de actuar "como salvajes", al arrojar imputaciones contra el "oficialismo". El presidente exaltó que "la derecha no tiene idea", recurre a todo para atacar al Gobierno. Apremió a que es la embajada norteamericana la que organiza los ataques; haciendo alusión a varias denuncias de supuesta corrupción y narcotráfico.

Siguiendo la cronología, una breve descripción de los eventos relacionados, tomando en cuenta los primeros noticiosos asociados al caso del desfalco, se resume de la siguiente manera:

La juez Cinthia Delgadillo prescribió la detención preventiva para diez de los once acoplados con el desfalco de Bs 37,69 millones a la sucursal del Banco Unión; en este grupo, la cuñada del principal sospechoso obtuvo detención domiciliaria. De los aprehendidos, seis son funcionarios de la Rent a Car. Los imputados habrían adquirido bienes a su nombre con el dinero sustraído del Banco Unión. Otros cuatro familiares tendrían equivalente nivel de intervención en el hecho doloso. En un operativo de allanamiento en la zona Alto Chijini de La Paz, se embargaron artículos electrónicos; se logró comprobar que uno de los familiares tenía registrado a su nombre un vehículo último modelo. El principal imputado por el desfalco, Juan Pari Mamani, fue enviado a la cárcel de Chonchocoro, bajo la figura de detención preventiva.

Luego de una audiencia de casi once horas, la juez Cinthia Delgadillo ordenó la detención preventiva de diez de los once acusados por el desfalco de Bs 37,6 millones al Banco Unión. De los once imputados cuatro son familiares, seis considerados "palos blancos"; el último un socio de Pari. De todos ellos, la única que fue liberada fue la cuñada de Pari,a quien la juez no consideró como presunta cómplice del robo. Los hombres fueron llevados al penal de San Pedro y las mujeres al de Miraflores.

El Ministerio Público, mediante el fiscal departamental, Edwin Blanco, ratificó que se confiscaron inmuebles y vehículos. Pari habría podido sacar el monto millonario de dinero después de acceder a las claves[10].

De acuerdo al Código de Comercio, todas las Sociedades Anónimas (SA) deben estar dirigidas por un directorio, que es el responsable de su administración y fiscalización. El Banco Unión, al estar conformado por capitales estatales y privados, se ajusta a este perfil. Considerando los parámetros fijados por la norma, el ex-directorio de la financiera debería ser comprendido en la investigación, que lleva a cabo el Ministerio Público. De acuerdo a los peritos, el banco violó el artículo N.º 332 del Código de Comercio, que establece que "la fiscalización interna y permanente de la sociedad anónima estará a cargo de uno o más síndicos, accionistas o no, designados por la junta general, convocada para este fin". Desde que estalló el escándalo por el millonario robo, 35 personas, entre funcionarios y personas externas a la entidad financiera, están siendo investigados por el delito. Incluso la gerente general, Marcia Villarroel, renunció.

Según el "analista" Julio Alvarado, es llamativo, que teniendo dos síndicos, la financiera, no detectó a tiempo el desfalco realizado por el jefe de la sucursal del banco en Batallas.

"El síndico tiene la fiscalización interna y permanente de la financiera. Se han vulnerado medidas de control". Por otra parte, Jaime Dunn, señaló que el síndico, de acuerdo a la norma, tiene la obligación de revisar los arqueos. "Se estaba destituyendo gerentes, pero el directorio seguía siendo el mismo".

Dice que el desfalco de la financiera y el peso máximo de responsabilidad recaen en los miembros del directorio. Las autoridades que dirigían el banco renunciaron colectivamente ante el escándalo generado por el desfalco. 


Este grupo, que formaba el directorio del Banco Unión, cuenta con un patrimonio de Bs 15,7 millones, de acuerdo a datos oficiales extraídos desde la Contraloría General del Estado.

Hablando ya de recursos, el miembro que cuenta con mayor capital, es Carlos Alfredo Tórrez Bravo, quien tiene un patrimonio neto de Bs 5,8 millones. Tórrez ocupaba el cargo de director en la entidad financiera. Eduardo Pardo es el segundo exmiembro de la cúpula de la financiera, con mayor fortuna; declaró a la Contraloría que posee Bs 3,4 millones. El expresidente de la institución, Diego Pérez, junto con el síndico, son los de menos recursos. Poseen un millón de bolivianos, en sus declaraciones juradas. El Banco Unión, es una sociedad anónima; el 97% de sus acciones está en manos del Estado. Su dirección está a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas[11].

Una vez desatados estos escandalosos sucesos, el presidente Evo Morales, posesionó a Rolando Marín como nuevo Gerente General del Banco Unión, en reemplazo de Marcia Villarroel. El presidente auguró que en los siguientes días se cambiarán a más de cinco gerentes de la entidad financiera.

Tomando en cuenta el contexto financiero, de 2009 a 2017, por lo menos cinco bancos, una mutual y el Banco Central de Bolivia (BCB), padecieron fraudes monetarios, cuya autoría se atribuyó a funcionarios internos. Los montos ascienden de Bs 292.000 a Bs 37,69 millones.

El principal imputado es Juan Pari Mamani. Otros 18 funcionarios del banco están en la mira. El acusado, que hoy guarda detención preventiva en el penal de Chonchocoro, además de presumir sus millonarios lujos en Facebook, pretendía importar productos asiáticos para abrir una cadena de tiendas; compró una discoteca para "lavar el dinero". El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló que no es el único caso de fraudes bancarios que se reportan; dijo que las indagaciones se mantienen en reserva por pedido de los bancos afectados. "Son delitos que se presentan en las entidades, no solamente en el Banco Unión, también se presentaron en otros bancos en el pasado, solo que a petición de los afectados hemos mantenido en reserva la información". En todos los casos registrados, desde 2009, los implicados ocupaban cargos de rango medio; solo uno puede catalogarse de alto ejecutivo. Eran jefes de operaciones, responsables de bóvedas y encargados del sistema informático. Solo uno era jefe regional[12].

El en contexto gubernamental, el gabinete ampliado, reunido de emergencia, no se inmutó, como se esperaría, respecto al millonario desfalco. En contraste, se dedicó a acelerar la inversión pública, programada en 8.000 millones de dólares, para el año en curso; además de definir acciones para reducir la burocracia en la administración pública. El ministro de Desarrollo Rural, Cesar Cocarico, dijo que la corrupción no es un asunto que se haya tratado de manera prioritaria; pero, contempla que "es un tema que afecta a la imagen del gobierno, más aún cuando se trata de relacionar hasta injustificadamente actos de corrupción con autoridades de gobierno". "Les confieso una vez más, no es un tema que se haya tocado particularmente en esta reunión, sino es algo que se trabaja en toda reunión". Cuando se presentan casos como el del Banco Unión, la tarea corresponde a las autoridades jurisdiccionales y al Ministerio Público; deben tomar las cartas en sus manos. "Nosotros siempre hemos dicho: no protegemos absolutamente a nadie en actos de corrupción". La convocatoria a gabinete ampliado coincidió con el escándalo del desfalco. Al inicio de la sesión de emergencia, el presidente planteó que era necesario analizar los niveles de inversión pública; tarea que exige la revisión puntual por ministerio. El presidente aseveró que no está contento con los niveles de ejecución; exigió mayor diligencia[13].

Volviendo al epicentro del desfalco, el fiscal de La Paz, Edwin Blanco, comunicó que el imputado principal de desfalco, Juan Pari Mamani, compró una discoteca, además de contar con inversiones en China. Por el desfalco a Banco Unión se tiene diez detenidos más, de los cuales, cuatro son familiares del autor principal y los otros seis son empleados del imputado principal. "Hasta hoy han sido aprehendidas diez personas. Seis de ellas son empleados del principal implicado y están imputados por el delito de 'favorecimiento al enriquecimiento ilícito, receptación provenientes de delito de corrupción y legitimación de ganancias ilícitas', también están cuatro de sus familiares que también colaboraron como sus 'palos blancos', poniendo bienes a sus nombres". El fiscal observó que la investigación continúa, que el allanamiento realizado dio mayores indicios para convocar a otras personas, que también estarían implicadas en el millonario desfalco. Según la gerencia del Banco Unión, la cifra desfalcada por Pari es de 37 millones de bolivianos. El imputado invirtió, al menos, $us 120 mil en China. Juan Pari Mamani habría realizado inversiones de al menos 120 mil dólares en China para la fabricación de materiales de construcción de yeso. El Ministerio Público dice que el acusado intentó introducir el dinero ilegal en algunas empresas; envió a uno de sus allegados hasta China para invertir en maquinaria de elaboración de materiales de yeso. Reveló que en Bolivia no hay una fábrica dedicada a elaborar estos artefactos de construcción, que se utilizan como cielo raso, así como también para paredes. Pari invirtió en ese negocio; efectuó pagos usando la mediación de una entidad bancaria de Bolivia, en relación al Banco Popular de China. "Han hecho unos cuatro depósitos; sabemos, de 30 mil dólares americanos; en total son 120 mil dólares que habría invertido ahí". El fiscal informó que entre los allanamientos que se hizo ayer, se intentó intervenir una boutique, propiedad de Pari, ubicada en la feria de la Uyustus. Indicó que no se pudo entrar al negocio por el tipo de candados que tenía; sin embargo, se pudo notar que sólo había ropa. Se indagó con los comerciantes quienes señalaron que esa boutique sólo habría unas dos veces por semana, por lo cual la Fiscalía cree que esa tienda sólo era un "fantoche", para legitimar el dinero ilícito[14].

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia, reveló que, haciendo recuento, desde el año 2010, el Banco Unión sufrió siete fraudes internos;siendo el más publicitado, por el monto comprometido de 37,6 millones de bolivianos, el perpetrado por el exgerente de la agencia de Batallas, Juan Pari Mamani. De acuerdo al detalle ofrecido por Valdivia ante la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, el 2010 hubo un fraude interno en el Banco Unión por más de 415 mil bolivianos; el 2014 se afectó con 45 mil dólares; el 2015 se dio el tercer golpe por más de 573 mil dólares; mientras que el 2017 se registraron tres fraudes, sin contar el de Pari, por montos variables de 160 mil bolivianos, 30 mil bolivianos y 173 mil dólares, y 195 mil bolivianos. "El Banco Unión, en el marco de lo que exige la Ley de Servicios Financieros, ha reportado con anterioridad otros seis hechos delictivos, y que todos se están sustanciando en procesos; los montos son bastante pequeños por eso decimos que el hecho de apropiación indebida de fondos acontecido en Achacachi y Batallas es un hecho aislado". De acuerdo a la suma basada en el cuadro de la ASFI, el fraude interno que afectó al Banco Unión desde el año 2010 llega a 800.784 bolivianos y 791.652 dólares. El de Pari superó todos los anteriores fraudes internos con una cifra de 37,6 millones de bolivianos. "Había muchas dudas, incluso sobre la responsabilidad de la ASFI, y está claro que el tema deidentificar, medir o mitigar cualquier tipo de riesgo o fraude internoal interior de la entidad del sistema financiero es un tema de entera responsabilidad de la entidad financiera;el regulador y supervisor no tienen alcance para poder detectar ese tipo de operaciones, porque la información que recibimos, diaria, semanal, mensual, trimestral es información consolidada". De acuerdo a la Ley 331 del banco público del 27 de diciembre de 2012, el principal accionista del Banco Unión es el Tesoro General del Estado, con el control sobre 97%, restando el 3% para la participación de accionistas privados. La Directora Ejecutiva de la ASFI instó a no "mediatizar" el caso del Banco Unión, ya que existe una comisión de investigadores delegados por el Ministerio Público. "Cualquier sindicación, cualquier declaración que permita establecer la verdad material de los hechos debe ser formulada por la autoridad competente, y en este caso ante la comisión de fiscales que lleva la investigación". Valdivia indicó que otro tipo de declaraciones en otras realidades definitivamente no pueden ser consideradas válidas porque pueden caer en especulación. "Cualquier involucrado que preste una declaración debe ser ante la autoridad competente y no mediatizar el tema". "Desde la ASFI estamos cuidando que este tema se maneje de manera técnica, exhortamos y no nos vamos a cansar de pedir a las autoridades del Órgano Judicial, Ejecutivo y Legislativo que tenga mesura en sus declaraciones". La ejecutiva señaló que a la ASFI le preocupa el efecto que se puede ocasionar a las entidades financieras; por tal razón se encomendaron tareas al equipo de supervisores de riesgo tecnológico, de riesgo de liquidez, de riesgo de lavado de dinero, de riesgo operativo. "Es un trabajo bastante complejo y cuando tengamos resultados vamos a dar la información". Demarcó que el sistema financiero boliviano goza de buena salud, con un crecimiento significativo en los últimos once años. "Hemos cerrado a septiembre de 2017 con 154.657 millones de bolivianos, en la misma medida hubo un crecimiento en la cartera de créditos y hemos cerrado con 147.860 millones de bolivianos". Del mismo modo dijo que la mora es la más baja de la región, con 1,9%; destacó que todas las entidades financieras hicieron importantes inversiones, con objeto de mejorar su tecnología y ofrecer de mejor manera sus servicios financieros[15].

El diputado de "oposición, Wilson Santamaría, de UD, declaró que fijarán fecha y hora para que varias entidades presten un informe sobre el robo de 37,6 millones de bolivianos al Banco Unión. El diputado Wilson Santamaría calificó como una falta de respeto que el abogado de Banco Unión alegue un "embrujo" a ejecutivos de dicha entidad bancaria para que no se percaten del desfalco millonario. "Me parece una falta de respeto ese tipo de argumentos, nada menos en una audiencia judicial"; ésta es una "acción irresponsable", que no tiene justificación en ninguna normativa legal.

Andrés Zúñiga, abogado de los implicados en el desfalco al Banco Unión, reveló que la defensa de la entidad bancaria, Aldo Burgos, acusó al astrólogo Miguel Ángel Antezana Salguero de "embrujar" al personal ejecutivo para que no se percaten del hecho delictivo. El Ministerio Público procesó a Miguel Ángel Antezana Salguero, un astrólogo que tiene su programa de televisión, por ser socio y vidente de Juan Franz Pari Mamani. La presidenta de la ASFI, Lenny Valdivia; la gerente del Banco Unión, Marcia Villarroel; el ministro de Economía, Mario Guillén, y la Unidad de Investigaciones Financieras, fueron convocadas a peticiones de informe oral y escrito en la Cámara de Diputados. La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, prefirió no referirse a este hecho. "No es nuestro tema, no es una tema de la Asamblea Legislativa Plurinacional, es un tema que debe responder el Banco Unión, la ASFI y el Ministerio de Economía". "A nosotros consúltenos lo que corresponde a la Asamblea Legislativa". En cambio, la "oposición" considera inadmisible que nadie se haya dado cuenta del sistemático robo, ni el sistema, ni los controles policiales. "No es poco el desfalco, aunque para algunos sea insignificante". "¿Embrujado hay que estar?, ese es un tema de complicidad. ¿Cómo salía este señor con 180 mil bolivianos en su cuerpo? ¿Cómo es la fórmula para que nadie se dé cuenta? Ahí hay complicidad[16]".

Como desenlace de estos sucesos, el Directorio del Banco Unión presentó su renuncia colectiva. La dimisión se da en medio del proceso de investigación, que encara el Ministerio Público. El documento del directorio del Banco Unión precisa que el miércoles 15 de noviembre se desarrollará la junta de accionistas ordinaria. "Hoy dejamos el banco, que se constituye en el tercer banco más grande del país. Este Directorio orientó todas sus actuaciones en pleno apego a la ley y con un profundo compromiso con Bolivia. Asimismo dejamos un banco con desafíos sustanciales para las gestiones que devienen[17]".

En respuesta a las acusaciones vertidas, Miguel Ángel Antezana Salguero, astrólogo y vidente, reveló a ANF que el abogado del Banco Unión, Aldo Burgos, en plena audiencia cautelar, lo incriminó de que él habría embrujado a "todo" el personal de la entidad bancaria, para que se suscite el desfalco millonario y con ese argumento pidió su encarcelamiento. El abogado Burgos y el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, negaron rotundamente que tal argumentación acusatoria se hubiera efectuado en audiencia cautelar. El astrologo relató a ANF que el abogado de la entidad bancaria manifestó en la audiencia "que yo había embrujado a todo el personal del Banco Unión para que se dé lugar el desfalco, para que pase lo que ha pasado. Me dijo que yo había embrujado al Banco, que yo había embrujado a toda la gente para que nadie se dé cuenta". Puntualizó que Burgos lo incriminó de tener el poder de la magia, que con este medio de ocultismo causó que las autoridades del Banco Unión no se percaten de las sustracciones de dinero, que iba realizando Juan Franz Pari Mamani, principal acusado de este caso. "Totalmente infundada toda esa explicación que ha planteado el abogado, que yo haya trabajado en forma negativa con magia negra, con el tarot, eso nunca ha sucedido". Antezana especificó que no hay figura jurídica que demuestre que esté implicado en este caso; sin embargo, con esa fundamentación del embrujamiento el Ministerio Público procedió a procesarlo y encarcelarlo. Dijo que no tiene lógica la fundamentación del abogado del Banco Unión, que son poco serios estos argumentos. Aclaró que su trabajo tiene que ver con el estudio y lectura de cartas, limpias y limpiezas en el cuerpo; no tiene nada que ver con embrujamientos. Esta afirmación fue ratificada por el abogado Andrés Zúñiga, quien anteriormente dijo a ANF que Burgos en audiencia efectuó una elucidación poco seria, argumentando que el principal acusado del desfalco, Juan Franz Pari Mamani, y el astrólogo, habrían ideado embrujar a los ejecutivos de la entidad para evadir los controles de seguridad interna; así sustraer montos millonarios. Zúñiga, en repetidas ocasiones hizo requerimientos de los audios y actas de la audiencia a la jueza del Juzgado Primero Anticorrupción de La Paz, Cinthya Delgadillo, sin embargo, dicha autoridad no dio curso a la solicitud. El astrólogo está detenido preventivamente en el penal de San Pedro, al encontrarse sindicado en el caso; el mismo Pari lo inculpó de que tenía conocimiento de la operaciones irregulares, además de ser su socio en diferentes inversiones, como la compra de equipos de televisión, con el objeto de instalar un canal de televisión. "Fue con él que compartimos a partes iguales el dinero, con las cuales también compró un FORD modelo 2015 ó 2016, posteriormente un MAZDA-2017 color rojo. Tengo entendido que tiene un departamento en anticrético", declaró Pari ante los fiscales del caso[18].

Las funciones de Juan Pari corresponde a las del gerente regional; es "responsable del control de las actividades de los oficiales de microcréditos"; en tanto que el jefe de Microcréditos "es responsable principal del control en línea de las operaciones microcrediticias"; tomando en cuenta el manual de funciones de gerente de sucursal y el manual de funciones jefe de Microcréditos. Estos dos funcionarios tienen el deber de supervisar la colocación y la administración de microcréditos, además de la promoción, evaluación, seguimiento y recuperación de cartera destinada a los microcréditos. En lo que respecta al jefe de Operaciones, debe realizar el "control clave" previo al desembolso del dinero, en tanto que el administrador de Cartera debe supervisar el desembolso de dinero. Después de que el cliente recibe el préstamo en efectivo, el jefe de Microcréditos tiene que realizar un "control en línea ex post", en otras palabras, un seguimiento.

En relación al contexto de desfalcos, el caso de Coímbra - otro hecho relativo al desfalco, en el Beni -, su cartera llegaba a 292 créditos, por 9,2 millones de bolivianos, otorgados a clientes con negocios "ficticios", cuyas cuentas entraron en mora, pero que el responsable del ilícito ponía en vigencia al cometer el delito de "manipulación informática". El informe de auditoría también observa que hubo una desviación del 29% de los Bs 9,2 millones, que contabilizan Bs 2,6 millones. "Dicho funcionario gestionaba el crédito, armaba el file y lo aprobaba. Esta situación, debido a que el perfil asignado en el sistema para este cargo, jefe regional de Microcréditos Banca Productiva, es similar al del jefe regional de Microcréditos Propios, es corroborada por el área de Seguridad Lógica"; pormenoriza el informe emitido en septiembre de 2013. Con la manipulación del perfil de usuario del sistema informático, Coímbra tuvo acceso a varios equipos para realizar las operaciones crediticias, desde la presentación de la carpeta del cliente hasta el acceso electrónico para los desembolsos. "Verificamos que hay ingresos al sistema de dicho usuario, desde el perfil de Coímbra, en equipos ajenos a éste", revela el informe, que incluye una lista con 21 entradas al sistema en días y fechas en los que el banco estaba cerrado. "En una oportunidad proporcioné mi usuario al señor Coímbra Gómez para que realice su ingreso a caja para la cancelación de sus créditos en mora, sorpresivamente se me ha hecho conocer que ha realizado desembolsos con mi usuario en otro equipo y fuera del horario laboral"; esto se detalla en la declaración de una funcionaria afectada por la actividad ilícita del principal implicado en este caso[19].

En el contexto gubernamental, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que se trata de una "campanada" de alerta, refiriéndose al caso del desfalco al Banco Unión. Lo hizo durante su participación en el acto por el 60 aniversario de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN); cuando sugirió mejorar los mecanismos de seguridad y control para que los ahorristas se sientan seguros. "Lo que ha sucedido con el Banco Unión es una campanada para todos, sucede en distintas partes del mundo. Hay que mejorar los sistemas de seguridad, hay que establecer mejores mecanismos de control interno de la banca; es una campanada para todos, esto de mejorar, para que el ahorrista se sienta seguro. Está seguro, tiene que sentirse mucho más seguro". Haciendo una remembranza, el 27 de septiembre, el Banco Unión reveló que el exfuncionario Juan Pari Mamani, exjefe de operaciones de la agencia de la localidad de Batallas, burló controles internos. Desfalcó Bs 400.000; monto que posteriormente subió a Bs 37,69 millones, de acuerdo a auditoria del propio banco. García Linera complementó que el ahorrista debe tener mejores servicios y mayores garantías, para que, de esa manera, "queden redondeadas" las cualidades "virtuosas de nuestro modelo económico". Por otro lado, destacó las utilidades que obtuvo la banca durante la gestión 2016. Afirmó que este sector duplicó porcentualmente el crecimiento que registró el Producto Interno Bruto (PIB) del país. En criterio de García, hay mayor confianza de los usuarios; valoró que los servicios financieros hayan llegado a muchos lugares del país. Entre los aspectos destacados se encuentran la creciente bancarización, tasas de interés más razonables, además de mayor vinculación entre el sistema financiero con los sectores productivos. "Tenemos una banca competitiva, segura, que diversifica sus operaciones en el mercado y Bolivia cuenta con eso. Tenemos uno de los sistemas financieros más estables de Latinoamérica. La banca ha crecido siete veces en la última década y los ahorros del público están en entidades financieras, porque hay confianza". El 60 Aniversario de ASOBAN, organizado en la zona Sur de La Paz, reunió a empresarios de distintos departamentos del país. García, a nombre del Gobierno, felicitó a la banca por su aniversario y remarcó que el Ejecutivo se siente satisfecho de su trabajo, "que el sector de la empresarial y la banca forman parte del modelo económico de crecimiento y distribución de la riqueza", que rige en Bolivia, comprometiendo trabajo para que "esto siga así y mejore los siguientes años". A su turno, Ronald Gutierrez, presidente de ASOBAN, dijo que la aplicación de plataformas tecnológicas en la banca ha permitido mejorar los servicios que prestan a sus clientes[20].

Los contrastantes comportamiento de las autoridades gubernamentales son patentes. El ministro de Economía, Mario Guillén, declaró, que en la reunión de gabinete no se analizó en particular el caso del fraude en el Banco Unión, considerado un escándalo de magnitud en todo el país, aunque no afectó al sector financiero. "En la reunión del gabinete, no se ha tratado específicamente este tema. El presidente Evo Morales ha estado permanentemente informado de lo que está pasando[21]".

Como para apaliar el alcance de lo sucedido, el abogado del Banco Unión, Aldo Burgos, informó en una entrevista con la red ATB, que más de 10 millones de bolivianos ya fueron recuperados del monto total del desfalco cometido en el Banco Unión. "A la fecha hay un aproximado recuperado de más de 10 millones de bolivianos, entre inmuebles, vehículos y demás actuaciones que se han realizado". Entonces "el banco está cumpliendo con todas las medidas de seguridad; tener una póliza de seguro también es una medida de seguridad". Con respecto a la recuperación del dinero robado, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, afirmó que las acciones realizadas desde que se detectaron las irregularidades permitirán rescatar gran parte de los recursos sustraídos. "Hemos ejercido las acciones necesarias, se han denunciado a las personas, se va seguir investigando y aportando con pruebas, y la verdad es que hay mucha información no solo para castigar a los culpables, sino para recuperar la mayor cantidad de plata posible". En el transcurso se conocerán más detalles sobre la investigación en curso; como dice el abogado de la entidad financiera, se logró recuperar parte del dinero[22].

En el contexto del órgano judicial, para el fiscal del caso, Pari tenía una cómplice, que la ayudaba a sacar el dinero físicamente de la bóveda, desviando la cámara de la misma, para después guardar el dinero en fajos de billetes en bolsas, maletines y carteras. Hay once investigados en este caso[23].

De acuerdo a recopilación de relatos, a comienzo del año en curso, Juan Pari Mamani salió de la agencia del Banco Unión de Batallas, con una bolsa de plástico grueso; a la que hizo caer en la acera de la sucursal. Se puso nervioso y su cómplice alzó el bulto - donde se presume llevaba el efectivo hurtado -; lo depositó rápidamente en un vehículo de lujo. Nadie le dijo nada, el dinero no se había mostrado. El desfalcador llegaba a Batallas, a una hora y media de La Paz, en sus coches opulentos; lo hacía con sus colaboradores, una mujer y un varón. Pari no tenía contacto con la gente del pueblo; hacía sus mandados con una señora que realizaba la limpieza de la filial de la entidad estatal. Llevaba su propia comida y en pocas ocasiones asistía a los restaurantes del lugar. Era callado y nunca levantó sospechas. Los pobladores de Batallas aseguran que Pari no vivía en el pueblo, que al principio de su estadía laboral llegaba a la agencia en taxis, que partían de El Alto. "Luego ya venía con sus coches bonitos. Primero era uno blanco, luego un plomo y al final con un rojo. Muchas veces venía con dos personas, una pareja".

Como se sabe, Juan Pari Mamani fue jefe de Operaciones de la agencia del Banco Unión en Batallas. Ocupó ese cargo un año; desde diciembre de 2016 hasta agosto logró desfalcar a la entidad estatal Bs 37,6 millones. Guarda detención preventiva en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro. El acusado, sin embargo, trabajaba desde 2011 en otras agencias de la entidad financiera estatal. Pari se veía un hombre tranquilo. Dice que no levantaba sospechas porque no hablaba con ningún poblador; es más, no hizo amistades con personas de Batallas. "Lo veía casi siempre salir del banco para hablar por su celular, se quedaba buen rato hablando y luego volvía a su trabajo".

Otro relato publicado narra: Filomena Castillo tiene su negocio de abarrotes en un costado de la plaza principal de Batallas. Ella recuerda a Juan Pari como un hombre "muy callado" y que "casi nunca saludaba". Filomena vio cómo Pari, un sábado, entre enero o febrero de esta gestión, hizo caer una bolsa negra en la acera del banco. Se puso nervioso y de inmediato, dijo la vendedora, la alzó su cómplice, que en esa ocasión era un varón.

"Estoy casi segura de que era el dinero. En esas bolsas traen dinero esos camiones blindados y un sábado la hizo caer ahí en la puerta. Estaba nervioso y miraba a todos, y rápido su amigo la metió a su auto plomo".

El relato de Pari, en su declaración fiscal, recalcó que "fue fácil" retirar el dinero de la sucursal; que comenzó a sustraer inicialmente Bs 20.000, luego 150.000 y 200.000 de manera continua en diferentes fechas. Volviendo al relato de Filomena, ella dice que el exejecutivo no intentó tener contacto con el pueblo. Y el pueblo tampoco lo veía como una amenaza. El principal acusado hacía sus mandados con la señora que hacia la limpieza de la sucursal. Todos los días pedía una Coca-Cola.

En lo que respecta al contexto bancario, el estado financiero del Banco Unión, especialmente en lo que se refiere a la cartera, colocación de créditos (Bs 14.185 millones), y a los depósitos, captación de dinero del público (Bs 16.806 millones), lo ubican en el tercer puesto, por encima de los 10 restantes bancos que forman el sistema financiero boliviano; de acuerdo al cuadro de la lista de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) a agosto de 2017. Sin embargo, a pesar de tener esa solidez, desde fines del año pasado, en una de las 198 agencias que el Banco Unión tiene en Bolivia, se burló el sistema de seguridad; durante unos 10 meses, Juan Franz Pari, exgerente de Operaciones de la sucursal de Batallas, minuciosamente fue robando dinero poco a poco hasta sumar unos Bs 37,6 millones ($us 5,4 millones). El monto sustraído representa un 2% del patrimonio de la entidad, que al octavo mes del presente año, de acuerdo con la ASFI, llega a los $us 261,8 millones. Luis Arce Catacora, exministro de Economía y Finanzas Públicas, dijo que se trata de un caso criminal, que tiene un efecto mínimo en el sistema bancario. Sin embargo, también es cierto que este robo de $us 5,4 millones representa un 30% de las ganancias obtenidas por la financiera hasta agosto de 2017, que alcanzó los $us 18 millones, según datos oficiales. El alcance de las repercusiones se pueden medir por los impactos en la estructura jerárquica administrativa del banco; el escándalos del desfalco provocó que el 6 de octubre, Marcia Villarroel, gerente general del Banco Unión, informe sobre la desvinculación de José Luis Quiroz, gerente nacional de Operaciones, por no haber cumplido sus funciones de manera eficiente; detalló que había dieciocho funcionarios implicados en el millonario desfalco a la entidad bancaria. Posteriormente, la gerente general fue destituida por el propio presidente del Estado. En lo que va de la investigación, el Ministerio Público indicó que son 35 personas las vinculadas con el delito, de las que hay 15 detenidas preventivamente y con arresto domiciliario.

Una brevísima historia reciente del Banco, podría resumirse así: El Banco Unión S.A. fue fundado el 28 de julio de 1979; en mayo de 1982 inauguró su primera oficina en la sede de Gobierno y en octubre del mismo año lo hizo en Santa Cruz. Es en noviembre de 2003, cuando el banco ingresó a la Sociedad Nacional Financiera Boliviana SAM (NAFIBO), en la que el Estado tenía una participación accionaria del 83,2%, mediante la capitalización de $us 14 millones de la deuda subordinada, mientras el restante 16,8% continuó en manos de socios privados. En 2008, el Banco Unión consiguió la calificación AAA; nota máxima a la cual puede aspirar una entidad financiera en Bolivia. Con el objetivo de contar con un banco estatal de primer piso y tener el pleno control, en septiembre de 2010, mediante el Decreto Supremo 620, el Ejecutivo autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas la compra del 14,23% de las acciones del Banco Unión, por lo cual pagó Bs 13,1 millones. Con esa operación el Gobierno consolidó la propiedad del 97,42% de las acciones del Banco Unión, institución que se constituyó en el segundo ente financiero estatal después del Banco de Desarrollo Productivo (BDP). Luego de la operación, el entonces ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, destacó el manejo administrativo del banco en los últimos cuatro años. Recordó que en 2006 el Gobierno heredó un banco débil, con elevados índices de mora, problemas de cartera y financiamiento; esta situación se superó debido a que la entidad empezó a generar utilidades. "Ahora tenemos un banco que está generando utilidades y que se ha posicionado en el mercado nacional como uno de los grandes bancos, uno de los grandes jugadores que tiene el sistema financiero". Agregó que la institución tendría bajo su responsabilidad la administración de las operaciones financieras del sector público.

De acuerdo al informe de la ASFI, a agosto de 2017, el activo de la entidad, desde que está en manos del Estado, se incrementó de $us 1.286 millones, en 2011, a $us 4.233 millones en 2015; mientras que en 2016, tuvo un bajón y cerró en $us 3.259 millones. Sin embargo, hasta agosto de 2017, el activo se recuperó y está en $us 3.468 millones. En cuanto al patrimonio de la entidad, en 2011, era de $us 62,6 millones; en 2012 aumentó a $us 143,9 millones; mientras que en 2015, llegó a los $us 196,7 millones; en 2016 siguió subiendo a $us 245,4 millones; hasta agosto de 2017 era de $us 261,8 millones. Basándose en estos datos , Jorge Akamine, presidente del Colegio de Economista de Santa Cruz, sostuvo que para un banco que estaba a punto de morir en 2003, contar con el respaldo del Estado fue muy importante; más aún, cuando el mismo monopoliza el servicio de cobro de los impuestos y de la recaudación fiscal. Akamine hizo notar que el crecimiento de su patrimonio es resultado de la política de otorgar créditos destinados a los sectores menos favorecidos por la banca privada, como son los préstamos para la vivienda social y los recursos destinados para la pequeña y mediana producción. Sobre las ganancias obtenidas por el Banco Unión, en 2015 fueron de $us 21 millones; en 2016 llegó a los $us 27,7; hasta agosto de 2017, ya registra $us 18 millones. Akamine señaló que son aceptables, más para un banco que como objetivo final busca tener una responsabilidad social, más que un perfil solo comercial.

Corroborando lo dicho por el economista, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, sostuvo que el Banco Unión, antes del Gobierno de Juan Evo Morales, ya se encontraba en quiebra técnica; para que siga funcionando, los anteriores gobiernos le otorgaron un crédito de $us 24 millones. Como garantía el banco ofreció sus acciones, que a criterio de Guillén no tenían ningún valor, ya que eran de una entidad financiera en quiebra técnica. "En 2006 el Banco Unión tenía un patrimonio de $us 20,1 millones y a septiembre de 2017 el mismo es de $us 261 millones. De tener un banco quebrado el Estado tiene una de las mejores entidades financieras del país, por lo que querer dañar la imagen del banco por un acto criminal y aislado es una postura política de la oposición que considera que el Estado no sabe administrar las empresas, pero este no es el caso, pues el Banco Unión genera utilidades".

De acuerdo al ranking de la ASFI, en lo que corresponde a la cartera, la participación del Banco Unión en la otorgación de créditos, en 2014 fue de Bs 9.380 millones; lo que significó el 9,64% del total de la oferta crediticia, en 2016. La misma fue de Bs 14.185 millones (9,74%), lo que le permitió a la financiera ocupar el tercer lugar. Puesto que va a repetir en 2017, dado que hasta agosto la cartera era de Bs 14.185 millones. Al propósito, Jorge Molina, analista financiero, sostuvo que la capacidad del Banco Unión para otorgar créditos se debe al impulso que el gobierno ha dado a los créditos para vivienda y a los productivos que tienen una tasa de interés menor, por lo que la población ha buscado captar esos recursos.

En cuanto al ranking de los depósitos, la entidad en 2015 logró ocupar el primer lugar, pues pudo captar recursos por Bs 23.101 millones (16,12%); mientras que el año pasado captó Bs 16.618 millones (11,27%); lo que le significó un tercer lugar, algo que hasta agosto de 2017 volverá a repetir; los depósitos registrados suman Bs 16.806 millones (11,02%). A criterio de Molina es un indicador de que el público confía en el banco estatal. En el banco estatal se depositan los salarios de los funcionarios públicos[24].

En el contexto de los imputados, la defensa de los familiares del principal acusado del desfalco millonario al Banco Unión denunció que la madre, la esposa y el hermano menor del acusado fueron obligados a firmar documentos para la compra de vehículos cero kilómetros y de último modelo con el dinero robado. "Si bien han recibido regalos, del principal acusado Juan Franz Pari Mamani, pero en realidad no fue un regalo exactamente, porque por ejemplo a la esposa le ha obligado a firmar papeles, para comprar un vehículo; la señora jamás ha utilizado ese vehículo porque no sabe ni conducir. Lo mismo hizo con otros de sus familiares". Por ello solicitará la cesación a la detención preventiva de sus tres clientes, porque no pueden ser privados de libertad sólo por el hecho de recibir "regalos" de Juan Franz Pari Mamani[25].

En el contexto del Congreso, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, fue convocado por la Cámara de Diputados para brindar un informe oral, ante la Comisión de Justicia Plural, sobre el desfalco millonario al Banco Unión; debe presentar la documentación del caso, que será tratado en reserva para no entorpecer las investigaciones. La autoridad deberá responder a 18 preguntas, que planteó el diputado Wilson Santamaría de UD; entre ellas por qué hasta la fecha no se convocó a la exgerente general de la entidad financiera, Marcia Villarroel. "Por qué no se han convocado a los miembros del directorio, qué pasó con el supuesto extravío de pruebas. Todos esos temas son de preocupación; por eso, se está convocando al fiscal general, para que el mismo nos diga estos detalles y como se ha diseñado esa estrategia". Otro de los temas de discusión será por qué se alejaron a los investigadores policiales del caso; hecho que generó una polémica entre el Ministerio Público y la Policía Boliviana. Por otra parte, el legislador informó que presentaron un memorial ante la Fiscalía, donde solicitan adherirse a la investigación sobre el desfalco de Bs 37.6 millones. Santamaría explicó que esto les permitirá solicitar varios actuados, entre ellos que se amplíen las investigaciones contra los miembros del directorio y funcionarios con cargos jerárquicos. "Al igual que en el caso del Fondo Indígena hemos decidido adherirnos a la investigación, tomando en cuenta que el Banco tiene el 98 por ciento de las acciones; nuestra obligación es precautelar esos recursos. Eso ayudará para que se convoquen a otras personas sobre los que se tiene indicios o alguna responsabilidad".

Siguiendo la trama embrollada de estos sucesos, la juez Primero Anticorrupción de La Paz, Cinthia Delgadillo, determinó la detención preventiva de Secundino Pari, padre del principal sindicado en la cárcel de San Pedro. Fue imputado por los delitos de receptación de bienes, provenientes de la corrupción, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado[26].

En el plano anecdótico, Juan Franz Pari, exgerente de Operaciones de la sucursal del Banco Unión en la localidad de Batallas, a 50 kilómetros de La Paz, supuesto autor principal del desfalco de más de Bs 37,6 millones, fue delatado por su chofer y guardaespaldas, identificado como Pablo V. N.. Entre tanto, el abogado de la familia Pari Mamani reclamó la inocencia de ésta al existir un precepto legal que no obliga a denunciar a un familiar. De acuerdo con el portal digital de Erbol, Pablo V. N. conoció a Juan Franz P. M en el local Mongo's, que se encuentra en el barrio de Sopocachi, lugar donde el primero trabajaba como guardia de seguridad. "Un día, al salir pasado de copas, como ya lo había visto otras veces, le preguntó cuánto ganaba y él - Pablo V. N. - respondió 100 bolivianos por noche. Entonces Pari le propuso pagarle 200, para que sea su chofer y su guardaespaldas. La misión de Pablo era recogerlo a la hora que sea y del lugar que fuere. Como el trabajo era arduo, al equipo de seguridad se sumaron Jorge M. P y Jorge H. B., con quienes hacía turno en esta tarea". Esto divulgó Erbol, en base a la declaración de una fuente allegada a las investigaciones, que solicitó reserva en su identificación. Según la fuente, Pablo V. N. fue aprehendido, el 26 de septiembre, después de que efectivos de la División de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) efectuaran un seguimiento a su persona, debido a haber desatado sospechas por conducir un vehículo Mercedez Benz; el cual estaba mal estacionado por lo que los efectivos preguntaron el motivo de su presencia. Una vez detenido, el chofer y guardaespaldas confesó todos los movimientos de dinero de su jefe.

En el contexto policial, el jefe de la División Anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, mayor Miguel Ocampo,cuestionó que el Ministerio Público designe a un solo investigador para el esclarecimiento del desfalco millonario en el Banco Unión, cuando la situación exige la conformación de un equipo de policías. "Extrañamente en el Ministerio Público se ha designado a un solo policía investigador para que siga con este caso, cuando nosotros estamos proponiendo la conformación de un equipo como policía y ponerlo a disposición de la Fiscalía, para que estas investigaciones avancen de manera más ágil, pero curiosamente en la Fiscalía han buscado a una sola persona de la Policía". Ocampo dijo que enviaron una nota a las autoridades del Ministerio Público poniendo a disposición un equipo policial multidisciplinario para que investigue el caso Banco Unión. El Jefe Policial informó que hoy se llevó a cabo el precintado de la discoteca Centric Club, ubicada en la avenida Perú de la ciudad de La Paz, lugar que presuntamente fue adquirido por el exfuncionario del Banco Unión, Juan Franz Pari Mamani. Es donde operaría con sus demás cómplices. Ocampo aclaró que la discoteca ya estaba "con clausura del Gobierno Municipal". Agregó que investigan si solo el centro de diversiones está vinculado al caso o todo el inmueble donde se encuentra instalada dicha discoteca[27].

El comandante de la Policía Boliviana, general Abel de la Barra, informó que el principal acusado de desfalco millonario al Banco Unión, Juan Franz Pari Mamani, dormía en la bóveda de la entidad financiera. "En este caso, es de conocimiento público, que este muchacho ha sacado dinero, ha dormido en la bóveda (y) se emborrachaba". El investigado destinó el dinero sustraído a distintos negocios y a la compra de bienes de lujo. Además, Juan Franz Pari presumía públicamente en las redes sociales su ostentosa vida. De la Barra confirmó que la Policía recibió inicialmente la denuncia de este caso y luego remitió al Ministerio Público para que las investigaciones continúen. El jefe policial sugirió que los funcionarios de los bancos usen el polígrafo o el detector de mentiras. "Hemos ofrecido el uso del polígrafo para todos aquellos funcionarios que van a entrar a trabajar a estas entidades, que son de por sí muy delicadas, porque se trata de dinero y de valores que fácilmente podrían tentar a algún ciudadano[28]".

Volviendo al informe de auditoría, la auditoría interna del 24 de mayo de 2017 refleja, en su resultado, que el Banco Unión no cuenta con procedimientos específicos para el control de las cuentas de dinero, que se transfieren a los cajeros automáticos (ATMs). A esto se suma que no se realiza la custodia y registro contable de las copias de las llaves de los ATMs en bóveda de una agencia. A esta auditoría hizo referencia la subgerente Regional de Operaciones del Banco Unión, Mariela Ximena V. R., durante su declaración ante la Fiscalía el pasado martes. Junto a ella, otros cinco funcionarios de cargo gerencial fueron enviados a la cárcel con detención preventiva por la defraudación económica de 37,6 millones de bolivianos a esta entidad financiera, que puso en evidencia la fragilidad que existe en sus mecanismos de control y monitoreo. El informe de auditoría interna se ha puesto en conocimiento de la Gerencia Nacional de Operaciones, así como también de las Subgerencias y Jefaturas Regionales de Operaciones, con el objeto de que puedan evaluar el grado de sanción a los responsables del procedimiento de ATMs. Entre los ocho puntos del resultado de la auditoría, también se señala que no se realiza la dotación de tarjetas administrativas para las cargas en los cajeros automáticos, para poder realizar el monitoreo de saldos a través de la web. Tampoco se realizan pruebas de alarmas en los cajeros externos para verificar el correcto funcionamiento de los dispositivos de seguridad. A eso se suma que, de acuerdo a los reportes de Monitoreo, en lo referente a los registros de las aperturas y cierres de los paneles de alarmas, se observaron casos en los que no se cuenta con el registro de apertura o cierres. Pese a que en el documento se sostiene que se concluye que el Banco Unión cumple razonablemente con lo establecido en la norma interna y norma externa, se han identificado, por lo menos, "55 atributos observados" en el proceso de revisión de los 200 cajeros automáticos externos de todo el país; de los que 150 se encuentran en los departamentos del eje central: La Paz (69), Santa Cruz (41) y Cochabamba (40).

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) aclaró, mediante un comunicado, que sólo conoce sobre los informes de Auditoría Interna de las entidades de intermediación financiera por visitas de inspección o ante requerimientos específicos. Remarcó que las auditorías internas son dirigidas al Directorio de cada entidad a través del Comité de Auditoría. Asimismo, asegura que el informe de auditoría externa practicado al Banco Unión S.A., al 31 de diciembre de 2016, fue remitido a ese órgano de supervisión con un dictamen "limpio". "El informe de Auditoría Externa, practicado al Banco Unión S.A., con corte al 31 de diciembre de 2016, fue remitido a este Órgano de Supervisión, empero, es prudente aclarar que el mismo presenta un dictamen limpio y no menciona la existencia de un descuadre en la subcuenta 111.04 'Fondos Asignados a Cajeros Automáticos' por seis millones 00/100 bolivianos", agrega el comunicado. De esta manera, la ASFI se deslinda de algunas versiones, que señalan que debió ejercer más control en el Banco Unión para evitar el desfalco de al menos 37,6 millones de bolivianos por uno de sus exfuncionarios, que sustrajo dinero por más de 11 meses, sin que aparentemente ningún funcionario de rango superior y los controles puedan advertirlo. Sin embargo, todavía están pendientes al menos cuatro auditorías, que dejó encargadas el directorio que renunció hace algunas semanas para determinar con exactitud cuál es el monto que fue sustraído de las bóvedas del Banco Unión, sin ningún control y especificar las falencias que se tienen en los mecanismo de control de la entidad financiera.

En cuanto al perfil singular de Juan Franz Pari Mamani, exjefe de operaciones de la sucursal Batallas del Banco Unión, en su memorial de solicitud de ampliación de declaración, liberó de responsabilidades a los miembros de su familia, su novia e incluso al dueño de Rent-A-Car, que están implicados en el desfalco millonario al Banco Unión. "Con relación a mi padre, madre, hermano, pedir disculpas por haber mellado su dignidad y apellido, puesto que ellos en ningún momento fueron parte del trabajo que mi persona realizaba, nunca se imaginaron de las cosas que mi persona realizaba, ellos tomaron conocimiento por noticias de los medios de prensa y posterior a mi detención". El exfuncionario pidió ampliar sus declaraciones informativas para esclarecer el desfalco millonario y sostuvo que su primera declaración la hizo de forma "alterada" por la presión que sentía en el momento de su aprehensión.

Conclusiones

  1. La máquina del chantaje es una de las máquinas del poder del sistema-mundo capitalista-extractivista. Sistema-mundo que funciona, se desenvuelve, muta y se transforma, haciendo marchar un conjunto de máquinas de poder, que se articulan e integran de distintas maneras, que se combinan de distintos modos, como heurística de la acumulación de capital.
  1. Ésta máquina de poder chantajea, es decir, amenaza, extorsiona, intimida, coerciona, forma redes clientelares, espaciamientos de concomitancias y complicidades. Los hilos de su textura amarran pactos de concomitancias y complicidades; sobre todo, para lograr la apropiación especulativa del excedente; también la apropiación violentada o forzada abruptamente del excedente.
  1. Formas abruptas de apropiación del excedente, como el desfalco, que es prácticamente una sustracción brusca, un "hurto", en el lenguaje jurídico, están vinculadas a los funcionamientos de los engranajes de la máquina del chantaje. El desfalco se hace posible cuando la máquina del chantaje adquiere preponderancia en las formas paralelas del poder, que atraviesan las formas institucionales del poder. Cuando el lado oscuro del poder empieza a subsumir a las mallas institucionales del lado luminoso del poder, es decir, institucionalizado.
  1. La hipótesis interpretativa sobre la incorporación de flujos de dinero sin control requiere contrastación, corroboración y verificación, de investigaciones pertinentes. Para esto, se requiere el acceso a las fuentes primarias. En tanto no ocurra esto, debido a la densa niebla de encubrimientos, se hace difícil poder contrastar y verificar la hipótesis.
  1. Frente a los dispositivos comprometidos con el encubrimiento y la desinformación, la ciudadanía puede recurrir a la construcción alternativa de la información, apoyando como una investigación social de lo que acontece. Cuando la ciudadanía se moviliza, estos dispositivos de encubrimiento son ineficaces para mantener la espesa niebla. La antorcha luminosa de la movilización social despeja la neblina.

[1] Ver Cartografías políticas del chantaje.https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/cartograf__as_pol__ticas_del_chanta.

[2] Ver Nudos y tejidos socioterritoriales.https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/nudos_y_tejidos_socioterritoriales_.

[3] Ver Ecología de la hoja de coca. https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/ecolog__a_de_la_hoja_de_coca_2.

[4] Ver Capitalismo versus vida. https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/capitalismus_versus_vida_2.

[5] Ver El lado oscuro del poder. https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/el_lado_oscuro_del_poder.

[6] Ver Crítica ecológica del extractivismo. https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/cr__tica_ecol__gica_del_extractivis.

[7] Ver Laberinto generalizado. https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/laberinto_20generalizado_202.

[8] Ver Diseminaciones. https://issuu.com/raulpradaalcoreza/docs/diseminaciones-libro.

[9] Leer Evo amenaza a EEUU y ataca a la "derecha". Correos del Sur. https://correodelsur.com/politica/20171108_evo-amenaza-a-eeuu-y-ataca-a-la-derecha.html.

[10] Leer Juez envía a la cárcel a 10 de 11 vinculados con desfalco de Bs 37,69 MM al Banco Unión. https://eju.tv/2017/10/juez-envia-a-la-carcel-a-10-de-11-vinculados-con-desfalco-de-bs-3769-mm-al-banco-union/.

[11] Leer No se cumplió con el Código de Comercio. El Deber. https://www.eldeber.com.bo/economia/El-exdirectorio-de-la-entidad-no-cumplio-el-Codigo-de-Comercio-20171028-0037.html.

[12] Leer En 9 años se registraron unos 7 desfalcos a bancos. La Razón. https://www.la-razon.com/nacional/seguridad_nacional/desfalcos-bancos-recuento-cifras-implicados_0_2800519941.html.

[13] Leer Gabinete de Evo mira de reojo caso Banco Unión y prioriza inversión. Opinión. https://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2017/1028/noticias.php?id=234615.

[14] Leer Aprehendidos por desfalco del Banco Unión son 'palos blancos'. El Mundo. https://elmundo.com.bo/web2/index.php/noticias/index?id=aprehendidos-por-desfalco-del-banco-union-son-lsquo-palos-blancos-rsquo-.

[15] Leer ASFI revela que el Banco Unión sufrió 7 fraudes internos desde el 2010. La Prensa. https://www.laprensa.com.bo/index.php/economia/20171027/asfi-revela-que-banco-union-sufrio-7-fraudes-internos-2010.

[16] Leer Califican de falta de respeto que Banco Unión alegue brujería en el desfalco. El País. https://www.elpaisonline.com/index.php/2013-01-15-14-16-26/centrales/item/270481-califican-de-falta-de-respeto-que-banco-union-alegue-brujeria-en-el-desfalco.

[17] Leer Renuncia en pleno el directorio del Banco Unión. El Deber. https://www.eldeber.com.bo/economia/Renuncia-en-pleno-el-directorio-del-Banco-Union-20171027-0084.html.

[18] Leer Astrólogo revela cómo abogado del Banco Unión lo acusó de embrujar para ocultar el desfalco. Página Siete. https://www.paginasiete.bo/economia/2017/10/26/astrologo-revela-como-abogado-banco-union-acuso-embrujar-para-ocultar-desfalco-157255.html.

[19] Leer Beni: Vulneración de 5 controles dio lugar a los créditos fantasma en Banco Unión. Eju! https://eju.tv/2017/11/beni-vulneracion-de-5-controles-dio-lugar-a-los-creditos-fantasma-en-banco-union/.

[20] Leer García dice que desfalco al Banco Unión es una 'campanada' y sugiere mejorar mecanismos de seguridad. La Razón. https://www.la-razon.com/economia/Bolivia-Asoban-Garcia-Banco_Union-mecanismos-seguridad-desfalco_0_2802919753.html.

[21] Leer ASFI pide dura condena para culpables de desfalco al Banco Unión. Bolivia.com. https://www.bolivia.com/actualidad/economia/sdi/166075/asfi-pide-dura-condena-para-culpables-de-desfalco-al-banco-union.

[22] Leer Logran recuperar Bs 10 millones del desfalco al Banco Unión. El Deber. https://www.eldeber.com.bo/bolivia/Abogado-dice-que-se-logro-recuperar-Bs-10-millones-del-desfalco-al-Union-20171017-0023.html.

[23] Leer Pari tenía acceso a la base central del Banco Unión. Uno.

https://www.reduno.com.bo/noticias/pari-tenia-acceso-a-la-base-central-del-banco-union.

[24] Leer El desfalco burla el sistema de seguridad del tercer banco más grande del país. El Deber. https://www.eldeber.com.bo/bolivia/El-desfalco-burla-la-seguridad-del-tercer-banco-mas-grande-20171022-0001.html.

[25] Leer Banco Unión: Fiscalía recuerda que no apela a los astrólogos para esclarecer hechos. El País. https://www.elpaisonline.com/index.php/2013-01-15-14-16-26/centrales/item/270477-banco-union-fiscalia-recuerda-que-no-apela-a-los-astrologos-para-esclarecer-hechos.

[26] Leer Fiscal Guerrero explicará desfalco del Banco Unión. FMBOLIVIA. https://fmbolivia.com.bo/fiscal-guerrero-explicar%C3%A1-desfalco-del-banco-uni%C3%B3n.

[27] Leer Cuestionan que Fiscalía designe solo un investigador para el caso Banco Unión. Los Tiempos. https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20171017/cuestionan-que-fiscalia-designe-solo-investigador-caso-banco-union.

[28] Leer Acusado del desfalco millonario dormía en la bóveda del Banco Unión. Los Tiempos. https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20171020/acusado-del-desfalco-millonario-dormia-boveda-del-banco-union.

La médula de las dominaciones

Raúl Prada Alcoreza 




Una pregunta pertinente, en términos de la filosofía de la historia, parece cobrar fuerza y validez, esta pregunta es: ¿Por qué las sociedades, en determinados momentos del nacimiento del Estado, buscaron en el soberano el sentido simbólico, de lo que viene a ser la instauración del poder, que se les antojó de necesario para mantener la cohesión social y la sobrevivencia de la sociedad institucionalizada? La misma pregunta dicha de otro modo: ¿Por qué se empeñan en ungir del mito divino al soberano, que se vuelve propietario de todas las tierras y decide sobre la vida y la muerte, al que hay que entregarle tributos y rendirle pleitesías, además de prestarle servicios? En lo que corresponde a la modernidad, sorprende la persistencia de este paradigma de poder, que a la vez es paradigma cultural. ¿Por qué en el Estado-nación se repite, aunque en otros contextos y con otros perfiles y legitimaciones, esta figura política que encarna el símbolo carismático del poder absoluto? Esto ocurre tanto en las versiones dramáticas de los caudillos, así como también, aunque de manera matizada, en las figuras representativas de los presidentes liberales. ¿Por qué se le otorga a un hombre tanta concentración de poder en sus manos, además de atribuirle algo así como la función de mesías político, aunque en el caso liberal, esta función se dé de manera harto matizada? Estas preguntas parecen cruciales, cuando, a estas alturas de la modernidad tardía, la figura mencionada reaparece de manera trágico-cómica, llevando al extremo de la banalidad la exaltación del culto a la persona política, histriónica, paranoica, patriarca supremo, mesías que viene a salvar a los desposeídos y a dar lugar al juicio final.

Se puede sugerir que en todo esto las memorias religiosas juegan un papel importante; si bien esto parece ser pertinente en la interpretación histórica-política, no termina de convencer. Pues para que juegue este papel el paradigma religioso, como substrato condicionante, es menester la inquietud o la inclinación por contar con el amo de vida y destino de pueblos. Hay como una condición inherente, heredada, que podemos definir como la del sentirse desamparado; entonces se necesita del mito del padre primordial, más que del padre concreto. ¿Cómo se ha llegado a esta condición del desamparo como para desear al amo? Esta es la pregunta crucial.

Nadie puede sentirse desamparado sino cuando ha sido despojado de todo o casi todo de los bienes comunes. La constitución y la institucionalización del soberano ha tenido que pasar, primero, por un despojamiento y desposesión de los bienes comunes. Pero, ¿cómo ocurre este despojamiento? ¿Quiénes lo perpetran? Escapando a cualquier antecedencia hipotética de las contemporáneas teorías de la conspiración, ha tenido que ocurrir, al inicio, sin que nadie se lo hubiera propuesto. Es posible que el acontecimiento de la guerra explique este fenómeno histórico-político. Pero, ¿cómo se desata, por así decirlo, la primera guerra? No parece tan adecuado suponer la conjetura de que de la caza se evoluciona a la guerra, cuando las tribus compiten por territorios de caza. Si bien la guerra supone ya la lucha por el control y el dominio del territorio y de los recursos, si se quiere, en términos de expansión, la guerra no puede explicarse sin la predisposición a dominar. Entonces, de alguna manera, antes, ya se estructuró la inclinación a la dominación.

Construyendo hipótesis de interpretación prospectivas, esta inclinación a la dominación, parece haberse gestado, primero, interiormente, para decirlo de esa manera, en la propia comunidad. Bueno, para poder sugerir una hipótesis al respecto, por más provisional que sea, es menester acordarse que el concepto de comunidad es moderno, para referirse a las sociedades ancestrales, sobre todo inaugurales, aunque el término haya sido usado en el lenguaje desde la antigüedad, connotando distintas significaciones. ¿Qué es lo que había, de manera concreta, en esas sociedades inaugurales? No retiremos la imagen de bienes comunes y el acceso gratuito a ellos; empero, desde qué estructuras sociales inaugurales se lo hacía. De acuerdo a investigaciones antropológicas recientes de las sociedades ancestrales, parece que era la mujer, es decir, la madre, la figura estable en esas formas iniciales de cohesión social; los hombres se embarcaban en temporadas de caza. Aunque esta hipótesis especulativa sea simple y demasiado esquemática, de todas maneras, ayuda a poner en cuestión la figura de la comunidad idílica ancestral. De lo que se trata es de sugerir una interpretación que ayude a comenzar a comprender esta emergencia de la dominación al interior de las comunidades ancestrales.

La antropología también nos ha enseñado que las sociedades ancestrales se organizaban, en gran parte, en forma de jefaturas, es decir, jefes rotativos, designados como tales por la propia comunidad. Estas jefaturas, al ser rotativas, no le atribuyen al jefe provisorio poderes excepcionales sobre la comunidad; incluso los jefes estaban sujetos al control comunitario. ¿En que momento y bajo qué circunstancias el jefe rotativo se convierte en jefe permanente y vitalicio? ¿Cuándo se rompe la rotación y se fija el mando en la persona de alguien, que, además se lo unge de símbolos sagrados? ¿Se trata de un jefe que rompe el compromiso y el acuerdo, que rompe con las reglas del juego instauradas hasta entonces? ¿O la ruptura proviene de otro lado?

Una de las tesis de la etnografía enunció que el control de las mujeres del clan era lo que permitía su intercambio en las alianzas entre clanes. Pero esta tesis supone ya el control sobre las mujeres y, si se quiere, un patriarcalismo anticipado. ¿Cómo explicar esta anticipación y este control en comunidades sin Estado? La tesis más conocida de la etnografía fue la de la circulación del don; es decir, el don y el contra-don permitían la donación de los bienes, su consumo, incluso también su destrucción, si se quiere, así como su derroche; dando lugar a la cohesión social. Sin embargo, a pesar de que esta tesis aparezca como una anti-economía, tal como se la ha presentado, sin embargo, supone, en contraste, la misma economía, desde donde se interpreta y decodifica esta anti-economía. Se dice que no se trata de acumulación, sino de todo lo contrario; empero, la "economía" del don funcionaria como el opuesto a la economía, por lo tanto, descifrable a partir de la economía misma, solo que de una manera retrospectiva. Las anteriores tesis, independientemente de los avances de sus contrastaciones o corroboraciones, no ayudan mucho a sugerir hipótesis interpretativas respecto a la emergencia de la inclinación por la dominación. La tesis que parece alumbrar algo sobre esta inclinación es otra tesis, también conocida, asociada a la tesis del don; esta es la del prestigio. La circulación del don y el contra-don, la estrategia de la desacumulación, daría lugar al prestigio, un plusvalor de código. La "ganancia" seria imaginaria, en términos culturales; el donador gana prestigio. Lo que ayuda a disponer de fuerzas, debido a su legitimación.

Usando esta tesis etnográfica como premisa, podríamos sugerir condiciones de posibilidad imaginarias para que se de lugar la inclinación a la dominación. Al querer una acumulación de prestigio, en el imaginario social compartido, se habría producido una concurrencia por el prestigio. Paradojicamente, para derrochar más, es decir, para donar más, se requiere contar con más bienes para poder hacerlo. Si el prestigio deriva en la disponibilidad de fuerzas, el aumento del prestigio derivaría en una mayor disponibilidad de fuerzas. Al ocurrir una mayor acumulación de prestigio, que lleva a una mayor disponibilidad de fuerzas, al valorizarse en el imaginario social esta acumulación y esta disponibilidad, nacería la compulsión por mejorar las condiciones de la acumulación del prestigio y la disponibilidad de fuerzas; esta compulsión vendría acompañada por una mutación imaginaria; se sobrevalora esta implicación entre prestigio y disponibilidad de fuerzas. El desplazamiento que se produce es imaginario, ocurre en el imaginario social; trayendo consecuencias inesperadas, como que la disponibilidad de fuerzas deja de darse por seducción, comienza a darse por coersión. Las fuerzas disponibles quedan atrapadas en la recurrencia de esta compulsión; en determinado momento, el beneficiario del prestigio se empieza a convertir no en el que se gana el prestigio por la circulación del don, sino ocurre como si tuviera dones propios, inherentes, atributos contenidos, que le otorgan prestigio de por sí. Es cuando el beneficiario del prestigio se convierte en el símbolo del prestigio mismo, heredado; nace también el mito del portador del prestigio heredado por sangre.

Podemos ahora adelantar otra hipótesis interpretativa y especulativa sobre la anterior. Nace el soberano, el divino, el símbolo sagrado del poder. Es pues la mutación imaginaria la que termina dando lugar a una transformación del imaginario colectivo; el prestigio es un don heredado, el que encarna el prestigio tiene la potestad absoluta sobre tierras, bienes, seres humanos. Es el acreedor absoluto; al que se le debe todo. En ensayos anteriores dijimos que la dominación comienza con la implementación de la deuda, sobre todo de la deuda infinita, impagable, al soberano.

Siguiendo con las hipótesis interpretativas especulativas, podemos decir que este es el substrato trans-histórico del poder. En la modernidad, a pesar de la supuesta desacralización, en las condiciones de la construcción de la democracia institucionalizada, bajo las distintas ideologías en circulación, el ejercicio de la política, sobre todo su legitimación, se asienta en este substrato, aunque lo haga de manera "inconsciente". La sombra del soberano y la deuda infinita acompañan, en el transfundo, las figuras de los presidentes, de los líderes, de los caudillos, de toda clase.

Por eso, a pesar de las pretensiones ideológicas de la modernidad, la política revive el substrato de los símbolos sedimentados en las memorias sociales. No va a ser casual entonces que las grandes convocatorias políticas vengan acompañadas con la reemergencia de las trágicas figuras carismáticas. El deseo del amo no es otra cosa que la reemergencia de esta nostalgia, por así decirlo, del soberano paranoico, mago o guerrero despiadado. En las historias políticas de la modernidad dos versiones ideológicas, que aparecen como opuestas radicalmente, comparten este anhelo por el padre de todos, el mesías salvador de la nación o, en su caso, del proletariado. En esto es acertada la interpretación de Hannah Arendt; Adolfo Hitler y Jhosep Stalin aparecen, en sus distintas versiones ideológicas, como la compulsión de la dominación absoluta.

No se trata, de ninguna manera, de una interpretación simplona como la que dice que los extremos se juntan; mención para atacar a la llamada "ultra-izquierda" desde una "izquierda" moderada. No es pues el recurso de una figura circular, como figura de apoyo geométrico a una elucubración en la diatriba política. Es más problemático que este enunciado simplón. Hasta las presidencias liberales, en momentos de crisis y de emergencia, se han visto obligadas a recurrir al Estado de excepción para salvar el orden. Es algo que tiene que ver con las genealogías del poder. Antes, en otros escritos, dijimos que el Estado de excepción es el núcleo mismo del Estado-nación, ahora podemos decir que el soberano absoluto es la médula de toda representación, sobre todo nacional. Son pues endebles las acusaciones de autoritarismo y totalitarismo, desde las perspectivas liberales, pues las mismas formas de gubernamentalidad liberal contienen como médula del ejercicio político al soberano absoluto, aunque lo efectúan de una manera matizada.

La crítica consecuente a lo que se denomina como autoritarismo y totalitarismo requiere ir hasta la médula misma, entonces, la crítica radical del poder requiere poner en cuestión el ejercicio mismo del poder, en todas sus variadas formas. La crítica liberal a las dictaduras, autoritarismos y totalitarismos, no solo es endeble sino es hipócrita e inconsecuente, pues pretende que la dictadura, el autoritarismo y el totalitarismo corresponden solo a una ruptura del ejercicio institucional de la "democracia", de las reglas del juego institucional, a una exacerbación demoledora del mando. No; la dictadura, el autoritarismo y el totalitarismo tienen las mismas raíces, en el ejercicio del poder, que las formas de gubernamentalidad liberal.

En el presente, álgido y de la crisis múltiple del Estado-nación, así como del orden mundial, el imperio, no se trata de salir de una forma de gubernamentalidad para entrar en otra forma de gubernamentalidad del círculo vicioso del poder, sino de salir del círculo vicioso del poder. Esta salida no es posible sino se deconstruyen los imaginarios sociales heredados, sino se deconstruyen las narrativas políticas, las ideologías, estas máquinas de la fetichización. Los liberales creen que la suya no es una ideología; este supuesto es precisamente la premisa de su ideología. El fetichismo es jurídico-político, es la figura del Estado de derecho; el creer que la ley es independiente de la fuerza, no solo para garantizar el derecho, sino la fuerza que dio nacimiento a la ley. Todas las formaciones ideológicas han encubierto crímenes cometidos a nombre de los ideales que pregonan las ideologías políticas. Es pues momento de deconstruir las ideologías y diseminar sus mallas institucionales. Si no se lo hace se seguirá deambulando en el círculo vicioso del poder, dando lugar a variadas formas de las dominaciones

Crítica de las dominaciones

Habría que hablar de la artificialidad, de esa cualidad de moverse en la superficialidad, de reducir el mundo a la zona de la apariencia; más allá de la cuál, incluso más acá de la cuál, la apariencia deja de brillar, deja de ostentar, se muestra opaca, escaza, incipiente, sin lograr expresar sentido o significación inteligible....